www.erenovables.com
La mitad de los países de la UE tiene centrales nucleares que generan el 30% de la energía europea
Ampliar

La mitad de los países de la UE tiene centrales nucleares que generan el 30% de la energía europea

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Recientemente la Comisión Europea presentaba un ambicioso programa bajo el título Clean Energy for All Europeans en el que se abordaba la transición del Viejo Continente hacia las nuevas energías verdes. A pesar de lo que muchos piensan, en este programa se incluye la energía nuclear como un paso indispensable en la transición y la configuración de un mix energético limpio y de bajas emisiones de carbono. Tanto Alemania como Suiza, que han vivido peticiones populares y judiciales para limitar la energía nuclear, han llegado después a la conclusión de que es uno de los elementos que permite un mayor bienestar económico, social y medioambiental para sus ciudadanos es precisamente esta.
Quizá por ello, 129 reactores nucleares funcionan en la UE, es decir, en la mitad de los 28 hay centrales y 3 países pondrán el próximo año en marcha nuevas plantas en Francia, Finlandia (paradigma de los Escandinavos para lo que algunos quieren) y Eslovaquia que sabe que sólo sus empresas pueden ser más competitivas si se reduce la factura energética. Casi el 30%, por si no lo sabían, de la energía que se consume a día de hoy en Europa la producen centrales nucleares. El pasado 6 de diciembre, el TC de Alemania dictaba una sentencia para que las eléctricas germanas percibieran una indemnización razonable por el cierre prematuro de sus reactores nucleares. En el año 2010, el gobierno de la Canciller Angela Merkel había aprobado la extensión de la vida operativa del parque nuclear alemán, por lo que las empresas propietarias de las centrales invirtieron varios miles de millones de euros en las mismas. Sin embargo, a raíz del accidente de Fukushima en marzo de 2011, el gobierno revirtió esta decisión, haciendo parar de forma inmediata, inicialmente para un periodo de tres meses, a 8 reactores –concretamente a los que habían comenzado su operación en o antes de 1980- de los 17 que conformaban el parque nuclear en ese momento, y posteriormente impedir la reanudación de su funcionamiento. Los estados alemanes donde se ubican estos reactores ejecutaron las órdenes sin consultar a los organismos reguladores independientes con respecto a la seguridad de las centrales. Se estableció también la parada progresiva del resto de reactores, teniendo que cerrar el último en el año 2022. E.On, RWE y Vattenfall, emprendieron acciones legales por valor de 8.000, 6.000 y 4.700 millones de euros respectivamente, haciendo un cálculo aproximado de su lucro cesante. Lo cual representará un duro golpe para los PGE alemanes a lo que hay que añadir que Alemania desde 2011, ha incrementado sus emisiones de efecto invernadero y se han disparado los precios de la electricidad para los consumidores germanos. En Suiza, 20 de los 26 cantones rechazaron cerrar las nucleares contando el país helvético con 5 centrales nucleares que en 2015 produjeron más del 33% de la electricidad total generada en el país, siendo la segunda fuente que más aporta al sistema eléctrico nacional tras la hidráulica. Por todo ello, la Agencia Internacional de la Energía estima que hasta al menos 2040 no se podrá empezar a abrir un debate serio sobre el cierre de centrales. La AIE señala que una sexta parte del parque nuclear mundial lleva más de 40 años en funcionamiento. En este sentido, hay varios países en los que ya se están poniendo en marcha proyectos para extender la vida operativa de sus centrales hasta 60 e incluso 80 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.